lunes, 6 de febrero de 2017

julia


las manos tejen

avanza en el color de los hilos
el tiempo

se vuelve abrigo la hora de la merienda
es puro movimiento
una hamaca que te mece
 acompaña tus manos

en tus dedos hay caricias escondidas
 roces que no aprendiste a dar
por eso tan firmes siempre
en torno a las agujas
por eso enjutas las trenzas
puro lujo en medio de lo poco y lo pequeño

trenzame algunos colores, como antes
para combatir el viento
así avanzo en esta cuenta de años
que regresa y te encuentra
mecida entre unos mates con tostadas

por el vaivén         incansable espera